domingo, 13 de noviembre de 2016

Radio Materialista - Episodio 42 (Los OGM y transgénicos a debate). Parte II.

En esta segunda parte del episodio intentamos abordar el asunto de los OGM y transgénicos desde el Materialismo Filosófico y la bioética materialista. Participan en la tertulia Pablo Huerga Melcón e Íñigo Ongay de Felipe.

La tertulia comienza preguntándonos cómo podemos abordar los OGM desde la bioética materialista de Bueno. Íñigo empieza con este interesante análisis: «los OGM son una prueba muy firme de que las ciencias en principio no son ni descripciones de la realidad extracientífica, ni tampoco son constructos teoréticos que después se tiran como redes al mar a la realidad extracientífica, ni tampoco son armatostes teoréticos que después tendrán que adecuarse o no a la propia realidad; sino que las ciencias incorporan necesaria e incesantemente la propia construcción del mundo, la hiper-realidad. Y entonces en esta gnoseología hiper-realista los EGM son uno más de los fundamentos que tenemos para decir que la Biología consiste en el propio "hacerse" del Mundo en marcha a determinada escala.»

Nuestros filósofos también evitan el lisologismo que consistiría en considerar que la Bioética es una. Hay muchas bioéticas (materialistas, católicas, musulmanas, liberales, &c) y dependiendo de las premisas desde las que partamos, llegaremos a conclusiones muy distintas. Así lo expresa Pablo: «La Bioética es un ámbito filosófico que debe ser adjetivado y hay bioéticas de todo tipo. Por ejemplo, tomando una bioética de tipo neoliberal, los transgénicos no tendrían mayor problema. Tienen muchas ventajas desde un punto de vista económico, productivo, del rendimiento económico que puedan tener, incluso desde el desarrollo de las actividades productivas, &c. En cambio una bioética ecologista podría denunciar los transgénicos como una intervención en la naturaleza de consecuencias quizá indeseadas y que puede afectar al equilibrio ecológico, a la supervivencia de la propia Tierra, entendida como una entidad biológica uniforme.»

Nuestros invitados analizan la distinción entre «natural» y «antinatural» que algunos ecologistas manejan cuando afirman que los OGM serían «antinaturales». Pablo cree que la distinción es metafísica, así que habría que intentar replantear esa distinción desde una perspectiva más gnoseológica. El problema gnoseológico que plantea esto es si es posible reducir la vida a sus componentes genéticos, un debate en el seno de la Biología con consecuencias tecnológicas, políticas, económicas, &c. Esto nos lleva al campo de la industria y la producción. Así lo expresa Pablo: «se trata de que es posible intervenir genéticamente en los organismos, modificarlos y luego patentar esas modificaciones. Por lo tanto, lo que ocurre es que se está produciendo una reorganización desde el punto de vista de la propiedad de tramos de la producción humana que hasta ahora era imposible privatizarlos». Prosigue Pablo: «entonces la cuestión es si es posible una discusión acerca de si se puede reducir todo el fenómeno biológico a esos componentes [genéticos], o el enfoque mecanicista según el cual la modificación de los genes genera necesariamente cambios y que esos cambios no tienen alteraciones o se pueden controlar desde un punto de vista tecnológico; realmente esa es una discusión que tiene también un carácter gnoseológico y también ideológico».

Íñigo también critica la distinción entre «natural» y «antinatural»: «las ciencias y las tecnologías son parte del propio hacerse del mundo en marcha. Entonces los OGM son tan culturales o tan naturales como los organismos no manipulados genéticamente que, por otro lado, también están manipulados. Quiero decir que los mismos mecanismos de selección artificial ganadero y agrícola están ahí desde el Neolítico.» 

Los transgénicos también se pueden entender en un contexto político determinado, en términos de eutaxia. Muchos países establecen aranceles e incluso prohibiciones de los OGM. Las relaciones entre Estados adquieren la forma de una biocenosis y una prohibición de los OGM de un país equivale al bloqueo de un determinado comercio con otro país enemigo. Muchas veces las normas que regulan, incluso prohíben, el mercado de transgénicos tienen que ver con los intereses de los gobiernos, que a su vez están atravesados por intereses corporativos.

El pasado mes de junio más de un centenar de premios Nobel firmaron una carta abierta contra la organización ecologista Greenpeace por su rechazo a los alimentos transgénicos. El texto urgía a Greenpeace a «reconocer las conclusiones de las instituciones científicas competentes» y «abandonar su campaña contra los organismos modificados genéticamente en general y el arroz dorado en particular». El arroz dorado es una variante creada en 1999 con sus genes modificados para producir un precursor de la vitamina A. La Organización Mundial de la Salud calcula que 250 millones de niños sufren una carencia de vitamina A que aumenta el riesgo de padecer problemas oculares y ceguera. Unos 500.000 niños se quedan ciegos cada año por falta de vitamina A. La mitad de ellos muere en el año siguiente a la pérdida de la visión. En la carta de los premios Nobel aparecía esta pregunta que llamó la atención por su contundencia: «¿Cuántas personas pobres deben morir en el mundo antes de que consideremos esto un crimen contra la humanidad?» Preguntamos entonces a nuestros invitados si tiene sentido hablar de crimen contra la humanidad al referirnos a la oposición de Greenpeace a los alimentos transgénicos. Íñigo sostiene que el escrito de los científicos realmente es filosófico, aunque ellos no lo advierten. Entonces la clave está en saber desde qué filosofía habla cada uno. Íñigo identifica la posición de los firmantes de la carta en el «fundamentalismo científico». Mientras que Greenpeace estaría ubicado en un fundamentalismo de tipo ecológico o naturalista, «que les llevará -sostiene Íñigo- a decir que los transgénicos son un crimen contra la Naturaleza, pero en realidad ni la Naturaleza ni la Humanidad existen como tales». Pablo también apunta que el discurso de estos científicos forma parte del imperio que ha resultado beneficiado de la caída de la URSS, que es EEUU.

Finalmente, nuestros tertulianos abordan la aplicación del llamado «principio de precaución». Pablo cree que los Estados tienen aquí mucho que decir: «el control de la investigación sobre los transgénicos es fundamental». Íñigo se centra en el «panfilismo krausista» de Greenpeace (no en vano es «Paz Verde») que lleva a solicitar una prohibición total de la comercialización de los OGM. Íñigo recuerda el caso de los ludditas que trataban de detener inútilmente el desarrollo de las máquinas. Quien se opone a la biotecnología en el siglo XXI, según Íñigo, se pone a la altura de los ludditas.



Descargue el programa desde Google Drive.

Acceda a la primera parte de este episodio aquí con José Miguel Mulet.

*Grabado el 12 de noviembre de 2016.

Radio Materialista - Episodio 42 (OGM y transgénicos a debate). Parte I

Nuevo episodio de Radio Materialista donde abordamos la polémica de los OGM (Organismos Genéticamente Modificados) y los alimentos transgénicos. Para ello utilizamos un enfoque científico con José Miguel Mulet, profesor de Biotecnología en la Universidad Politécnica de Valencia, que nos acerca a los transgénicos desde su campo categorial, la Biotecnología. En la segunda parte del episodio analizamos las implicaciones bioéticas (bioética materialista) y filosóficas (materialismo filosófico) de los transgénicos con nuestros filósofos Pablo Huerga Melcón e Íñigo Ongay de Felipe.

Los ecologistas están en la creencia que la ingeniería genética permitiría franquear las barreras interespecies para engendrar seres vivos que no existían en la naturaleza. Esto supondría una diferencia esencial con las técnicas tradicionales de mejora genética. Mulet en cambio difiere de esta afirmación: «La mejora genética clásica también te permite crear organismos que antes no existían en la naturaleza. Por ejemplo, un almendro injertado de un albaricoquero. Normalmente en el campo se utilizan unas especies y sobre ellas se injertan otras especies, y esto no se considera un organismo transgénico. La mejora genética clásica ha obtenido por ejemplo todas las especies de perros que conocemos.»

Mulet también aborda la relación entre los transgénicos y la biodiversidad. Los ecologistas afirman que los OGM suponen una amenaza para la biodiversidad. Mulet en cambio cree que lo que afecta negativamente a la biodiversidad es la agricultura, sea con transgénicos o sin ellos. «En el momento que quieres sembrar un campo lo primero que haces es arrasar toda la biodiversidad natural que existe en ese lugar y poner unas semillas que tú traes, por lo que alteras el equilibrio ecológico», explica Mulet. Toda agricultura, aunque sea ecológica, genera un desequilibrio porque primamos una especie sobre las demás, que acaban eliminadas del campo de cultivo.

Los ecologistas advierten sobre el posible riesgo para la salud de los alimentos transgénicos. ¿Son realmente un riesgo para la salud? Mulet sostiene que no hay argumentos científicos que sostengan que los transgénicos son nocivos para la salud. Los organismos transgénicos según Mulet pasan por unos controles muy exhaustivos. «Estamos muy seguros de los transgénicos por la cantidad de pruebas que tienen que superar. Pruebas que si les pidiéramos a un alimento no transgénico posiblemente no las superaría», nos comenta Mulet, que también nos relata el riesgo de alergias -algunas de ellas mortales- que hay cuando comemos frutos secos no transgénicos.

¿Pueden ayudar los transgénicos a paliar el hambre en el mundo? Mulet cree que son una herramienta que hay que saber utilizar, «una herramienta de la que no nos podemos permitir prescindir», sostiene nuestro invitado. Los ecologistas afirman que, a pesar de varias décadas de alimentos transgénicos, sigue habiendo hambre en el mundo. Mulet recuerda que hay más factores que conducen a esta situación, pero podemos poner sobre la mesa unas cifras que apuntan hacia una mejora de la situación: «Resulta que el porcentaje de gente que está pasando hambre en el 2.016 es menor que el que estaba pasando hambre en el 2.000, y es muchísimo menor que el que estaba pasando hambre en los años cincuenta antes de la segunda revolución verde. ¿Qué pasa? Que la población humana sigue aumentando. Ahora mismo son unos 800 millones de personas que pasan hambre. En los años cincuenta también había 800 millones o mil millones que pasaba hambre. La diferencia es que en los años cincuenta la población humana era de 4.000 millones y ahora es de 7.000 millones largos. Cualquier análisis demográfico se carga todo lo que están diciendo los ecologistas», sostiene Mulet.

Algunos ecologistas que se oponen al uso industrial de transgénicos, en cambio no ven con malos ojos otras biotecnologías como la llamada Selección Asistida por Marcadores (SAM). Mulet se asombra de la opinión de los ecologistas: «decir que no necesitamos transgénicos porque tenemos selección artificial asistida por marcadores (SAM) es como decir que no hacen falta aviones porque tenemos bicicletas. Son dos estrategias genéticas diferentes que cada una tiene sus ventajas y sus limitaciones pero que no son comparables. La SAM te permite hacer mejoras en el contexto de una misma especie, pero no te permite obtener mejoras que no estén dentro del acervo genético de esa especie.»

Le preguntamos ahora a Mulet por la agricultura ecológica, una agricultura donde se prohíben los OMG. Mulet es categórico: «la agricultura ecológica no tiene ninguna base científica». En agricultura ecológica sólo se pueden utilizar productos de origen «natural». Mulet dice que esto cae en la llamada «falacia de la llamada de la naturaleza» (Appeal to nature). No todo lo que proviene de la naturaleza es beneficioso. Así lo explica Mulet: «El veneno de serpiente o una seta venenosa sabemos que son cosas muy peligrosas. En la naturaleza hay cosas muy útiles y cosas que mejor evitar.» Mulet critica la poca eficacia de los cultivos ecológicos: «Si producen poco, el precio sube. Si el precio sube lo que consigues es comida muy cara. Esto sí que aumenta las desigualdades sociales, porque esto hace que un sector de la población no pueda acceder a una alimentación asequible». Mulet sostiene que los alimentos ecológicos en la actualidad están orientados hacia el sector de la clase alta y media alta, vendiéndose principalmente en lugares especializados y de alto standing.  

¿Comemos más sano ahora? Mulet distingue entre comer seguro y comer sano. Ahora comemos más seguro: «Cuanto más atrás vayamos a la época de nuestros abuelos, enfermedades como el tifus, la disentería o la brucelosis, que están relacionadas con la mala calidad de los alimentos o con la falta de potabilización del agua, hasta los años noventa eran relativamente frecuentes en España. Hoy han desaparecido prácticamente debido a mejoras en el control de alimentos, utilización de conservantes, etc.» Ahora bien, comer sano no sólo depende de la seguridad de los alimentos. También depende de nuestra dieta. Mulet dice que la obesidad de la población está creciendo pero esto no es achacable a la seguridad de los alimentos sino a nuestros hábitos poco sanos.

Los ecologistas afirman que los peces transgénicos podrían escaparse de las instalaciones de acuicultura y llevar a la extinción a una población salvaje. ¿Hay riesgos con los animales transgénicos? Mulet lo niega categóricamente. En primer lugar porque son estériles. Pero suponiendo que no lo fueran, los riesgos serían muy bajos. Afirma Mulet: «¿Tú crees que si se escapara una vaca en la selva podría alterar el ecosistema de la selva y hacer que desaparezcan las especies salvajes? Los animales domesticados están acostumbrados a que les des de comer. Han perdido la mayoría de los instintos naturales. Las posibilidades que van a tener de sobrevivir son mínimas.»

Algunos gobiernos encuentran resistencia de los grupos ecologistas ante los transgénicos y deciden no permitir su desarrollo y comercialización. Le preguntamos a Mulet cómo estamos en España con este asunto de los OMG. Nuestro invitado sostiene que ningún país del mundo prohíbe la investigación de transgénicos, ni siquiera los que prohíben su comercialización. «Ningún país limita ninguna investigación que le puede reportar una ventaja económica», afirma Mulet.



Descargue el episodio desde Google Drive.

Acceda a la segunda parte de este episodio aquí con Íñigo Ongay de Felipe y Pablo Huerga Melcón.

* Grabado el 12 de noviembre de 2016.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Radio Materialista - Episodio 41 (El debate de investidura de Rajoy y la crisis del PSOE).

Nos acompañan en este nuevo episodio de Radio Materialista los filósofos del Materialismo Filosófico Pedro Insua e Iván Vélez.
Comenzamos con la intervención de Pablo Iglesias, líder de Unidos Podemos, en el debate de investidura de Mariano Rajoy. Pablo Iglesias sostiene que la crisis del PSOE es la crisis del sistema político actual. Podemos entonces se postularía como el partido de «la nueva política». Pedro opina que Podemos desea aprovecharse de la crisis del PSOE porque este partido histórico es un caladero de votos de eso que llaman de manera sustancialista y unívoca «la izquierda». Iván incide en los argumentos de Pedro y cree que Podemos quiere «vampirizar» las bases del PSOE.
A continuación, preguntamos a nuestros tertulianos si la opción elegida para desbloquear la situación política es la más positiva, utilizando como parámetro la eutaxia. Nuestros tertulianos creen que la mejor alternativa hubiera sido una gran coalición con el PSOE dentro del gobierno, haciendo de dique de contención «para que el neoliberalismo del PP no se desboque» (entendido así desde las posiciones ideológicas, «emic», de sus bases). La peor alternativa, en el sentido de la más «distáxica», para nuestros tertulianos hubiera sido una coalición con Podemos porque, a juicio de nuestros contertulios, pondría en peligro la unidad de la Nación política.
Abordamos ahora el polémico asunto de la salida de Pedro Sánchez de la secretaría general del PSOE. Nuestros tertulianos le restan importancia a la injerencia de los grupos económicos de presión en la «defenestración» de Pedro Sánchez. Los contertulios plantean el caso del interés de una gran empresa del IBEX 35 como Telefónica que casualmente coincida con el interés de la nación española. Podría suceder que a Telefónica no le interesara para sus beneficios la inestabilidad y las incertidumbres política y económica que provocarían la ruptura de España. En este hipotético caso la injerencia hubiera sido positiva si usamos el parámetro de la eutaxia.
A continuación, tras las críticas del sector de Unidos Podemos y los separatistas de ERC que apuntan al proceso de «derechización» del PSOE tras la salida de Pedro Sánchez, preguntamos a nuestros tertulianos en la situación política que queda el PSOE, empleando como referencia la taxonomía de Gustavo Bueno en 'El mito de la Izquierda'. Pedro cree que lo que ha sucedido en el PSOE con la defenestración de Pedro Sánchez es una prueba de que en el PSOE aún queda algo de izquierda definida. Iván continúa en esa misma línea pero advierte que está por ver si el PSOE no acaba al final en manos del PSC. El juego de equilibrios que ha ido manteniendo el PSOE con el «federalizador» PSC en el Régimen de 1978 ahora es más difícil de conseguir.
Después de unas palabras de Rajoy, en principio intranquilizadoras para la estabilidad del nuevo gobierno, abordamos el asunto de la duración de la nueva Legislatura. Nuestros tertulianos creen que va a ser complicado gobernar en estas circunstancias. Si PSOE y C's le exigen al gobierno medidas que este no puede ofrecer en el terreno de la «real politik» debido a las presiones de Bruselas y nuestra maltrecha economía, no cabría apelar a la falta de diálogo como detonante de una eventual ruptura del pacto de gobernabilidad.
Pablo Iglesias plantea una vez más el «derecho a decidir» para Cataluña. Pero una cosa es el derecho y otra, la decisión. De esta manera, Pablo Iglesias dice «sí al derecho» pero «no a la decisión de separarse de España». He aquí lo que en Filosofía se conoce como «falacia de la petición de principio». Pedro lo explica así: «si tienen el derecho a decidir, no harían falta ya las decisiones, porque ya tendrían el derecho, la soberanía, y por lo tanto ya no haría falta votar. Esta es la paradoja.» Iván también critica la idea territorial de Pablo Iglesias: «La solución no la va a traer un presidente del Gobierno que se dedique a mutilar la propia nación que pretende gobernar. Es una argumentación tan absurda que no tiene ningún sentido.»
Hablamos ahora del caso de la compraventa del piso protegido del senador «podemista» Ramón Espinar. Pedro sostiene que Podemos ha recibido de su propia medicina: «Cuando vas de puro, de cátaro, y te han detectado cierto tartufismo por tus actos, lo que tienes es esto, aunque fuera falso. Esto es lo que siempre hace Podemos con los demás». La pretensión de que el pueblo es homogéneo y puro parte de un principio falso. Pedro recuerda que no hay mejor definición de «demagogia» que aquella que practica quien se cree «conductor del pueblo» cuando «el pueblo» no te ha dado esa facultad en las urnas. Iván ve un problema para definir qué es esa «gente» de la que habla Podemos. Y es que es algo tan oscuro y confuso que a Iván sólo se le ocurre definirla como «todo aquel que vota a Podemos». Pero los votantes de Podemos «sólo» son cinco millones. Se pregunta Iván entonces qué es el resto de «gente» para Podemos.



Descargar desde Google Drive

*Grabado el 6 de noviembre de 2016.

lunes, 26 de septiembre de 2016

Radio Materialista - Episodio 40 (El mito de Cortés).

Nuevo episodio de Radio Materialista dedicado al libro de Iván Vélez, 'El mito de Cortés' (Ediciones Encuentro, 2016). Para comentar el libro tenemos al propio autor, Iván Vélez, y a Pedro Insua, autor de 'Hermes Católico' (Pentalfa, 2013) y gran conocedor de la historia del imperio español.
Pedro Insua comienza con un comentario del libro de Iván Vélez. A falta de una lectura más profunda, Pedro dice que 'El mito de Cortés' no es un libro biográfico sino una radiografía de la acción de Cortés en la Historia universal. Pedro insiste en que estamos ante una figura histórica comparable a Alejandro o Julio César. Muy pocas figuras de la Historia universal han incorporado el enorme territorio que logró anexionarse Cortés.
A continuación, Iván nos cuenta cómo se gestó el libro tras una visita a México donde también estaban Gustavo Bueno Sánchez y Joaquín Robles. «Allí se manejó la idea de volver sobre Hernán Cortés desde nuestro prisma», destaca Iván. También nos habla de los mitos que trata de analizar en 'El mito de Cortés'. Iván destaca mitos como el de la quema de las naves de Cortés, el mito de la vuelta de Quetzalcóatl a México para recuperar el trono arrebatado por los mexicas, la crueldad de los españoles o el Cortés evangelizador, entre otros.
Christian Duverger es un historiador francés que plantea dos cuestiones interesantes para someter a la crítica de nuestros tertulianos. La primera es plantear la organización de la conquista de México como una empresa privada del propio Cortés que sufragó todos los gastos al margen de la Corona. La segunda cuestión es el mestizaje: «Cortés rechazó totalmente la idea de llevar mujeres en los barcos», afirma Duverger. Nuestros tertulianos rechazan la hipótesis de la iniciativa privada al margen de la Corona. Cortés estaba determinado por las instituciones de la Corona que autorizaban sus acciones más importantes. Iván y Pedro destacan muchos hechos que rodean las acciones de Cortés que no pueden disociarse de la acción política ordenada por el rey.
En cuanto al mestizaje, realmente tuvo lugar, aunque es muy difícil aseverar si Cortés ya lo tenía previsto. Iván destaca el caso de doña Marina, un personaje histórico muy devaluado en los relatos negrolegendarios. El hijo que tuvo con Cortés quizá fuera el primero en la línea del mestizaje.
La historiadora Andrea Martínez Baracs afirma que todos los pueblos, incluidos los tlaxcaltecas, los mejores aliados a posteriori de Cortés, lucharon en principio contra las tropas españolas. Iván destaca la capacidad y astucia para llegar a pactos con los adversarios, aunque sin negar la vieja «política del látigo», muy común en la época. Pedro dice que sin esas alianzas no podemos entender el éxito militar de Cortés, que contaba con un ejército muy reducido en comparación con sus enemigos. «El éxito de Cortés pasa por entender su acción como civilizatoria», recalca Pedro.
Solange Alberro, una historiadora francesa que no se ubica en la línea negrolegendaria, por lo que constituye un caso atípico en la historiografía del país vecino, niega taxativamente que Cortés fuera un genocida. Nuestros tertulianos muestran su acuerdo con Alberro. «Hablar de genocidio es un abuso de los términos», opina Pedro. Para ello nuestro tertuliano apunta datos como que «en México hay un 80% de población indígena, en Bolivia quizá son más, en Perú hay bastantes también... Y en Argentina fue precisamente la caída del imperio español lo que produjo la aniquilación de algunos indígenas. El genocidio vino tras la instalación de las haciendas y no de la encomienda.» Iván y Pedro dicen que es un dislate hablar de genocidio para el caso de Hernán Cortés.
Finalmente, preguntamos a nuestros tertulianos por el estado actual de la situación. ¿Por qué la Leyenda Negra ha impregnado a tantos españoles? Iván habla de un proceso de embrutecimiento de la población que empieza en la escuela. «El campo está abonado para que la Leyenda Negra siga extendiéndose», destaca Iván, que localiza tres vías para explicar la difusión de la Leyenda Negra: el independentismo, la islamofilia y el indigenismo.



Descargue este episodio desde Google Drive.

* Grabado el 25 de septiembre de 2016.

miércoles, 24 de agosto de 2016

Radio Materialista - Episodio 39 (Tras el fallecimiento de Gustavo Bueno).

In memoriam.

Retomamos Radio Materialista tras el fallecimiento de uno de los mejores filósofos de la Historia, don Gustavo Bueno Martínez. Su obra sigue viva en tanto sigamos divulgándola y usando los fundamentos del Materialismo Filosófico para analizar la realidad. Hoy en Radio Materialista hablamos de Gustavo Bueno y del estado en que queda su inmensa obra. Nuestros invitados son tres grandes discípulos del profesor Bueno: Lino Camprubí Bueno (gran conocedor de la obra de su abuelo y uno de sus principales divulgadores en Alemania), Iván Vélez Cipriano (autor de un libro imprescindible, «Sobre la Leyenda Negra», deudor de las enseñanzas de Gustavo Bueno en «España frente a Europa») y Pedro Insua (autor de «Hermes Católico», una obra capital también deudora de las ideas de Bueno donde se aborda el análisis de los procesos de emancipación de las repúblicas hispanoamericanas).

La primera pregunta que abordan nuestros tertulianos es por qué Gustavo Bueno ha sido un filósofo tan importante, uno de los grandes de la Historia. Todos nuestros tertulianos destacan la continuidad y la consistencia en el tiempo de la obra de Gustavo Bueno, además de que su sistema, el Materialismo Filosófico, no deja un resquicio de la realidad sin analizar. Quizá sea el sistema filosófico más completo escrito en español, con miles de páginas que se pueden consultar en bibliotecas y medios electrónicos.

Otra cuestión que tratamos en este episodio tiene que ver con la llamada «teoría de las oleadas» en el Materialismo Filosófico. ¿Tiene sentido hablar de «oleadas» en el MF? Si aceptamos que tuviera alguna utilidad, ¿a qué se deberían esas oleadas? Nuestros tertulianos destacan la dificultad de manejar estos conceptos porque -como afirma Lino- podemos encontrar seguidores de Gustavo Bueno que no entiendan casi nada sus Ideas pero se consideren discípulos de una de esas oleadas, y otras personas que no figuren como discípulos en ninguna de esas oleadas pero, sin embargo, tengan un gran conocimiento de la obra de Bueno y compartan muchas de sus ideas.

El tercer asunto que nuestros tertulianos afrontan es el reflejo que ha tenido -y tiene- la obra de Gustavo Bueno en la Universidad española al hilo del telegrama de condolencias del presidente Mariano Rajoy. Lino e Iván destacan los momentos donde Gustavo Bueno tuvo su influjo en la Universidad española, destacando un grupo de profesores universitarios que divulgaron su obra y se confesaron abiertamente sus discípulos. Aunque también reconocen que últimamente muchos profesores le dieron la espalda. Pedro se muestra más crítico. «En la Universidad había que esconder a Bueno, tenía que esconder sus referencias», afirma Pedro, al vivir el problema en primera persona. Lino también destaca que, a pesar de todo, sigue habiendo muchos espacios para divulgar la obra de Bueno por las Universidades del mundo: México, Alemania, China, &c. También destaca que parte de ese «silenciamiento» de Bueno en algunas facultades de Filosofía tiene que ver con el miedo que le tenían al filósofo calceatense como adversario en la dialéctica. Pedro destaca que si la obra de Bueno ha perdido espacio en la Universidad es para ganarlo en otras partes; «y peor para la Universidad», destaca Pedro.

Después preguntamos a los tertulianos sobre las noticias aparecidas en la prensa tras el fallecimiento de Gustavo Bueno. ¿Tuvo más repercusión el fallecimiento en los medios denominados «conservadores» que en los «progresistas»? Lino e Iván no creen que la noticia de su defunción haya tenido más repercusión en los medios de «derechas». Opinan que, a pesar del maniqueísmo propio de los medios, toda la prensa se ha hecho eco a partes iguales del fallecimiento. Lino además destaca que Gustavo Bueno dedicó buena parte de su labor filosófica a deshacer los mitos de la Derecha y la Izquierda, a deshilar el maniqueísmo existente en la sociedad. También destaca que desde el clero también han aparecido críticas tras su fallecimiento. Iván afirma que desde los medios de «derechas» no entienden la obra de Bueno, como su posicionamiento frente al aborto. Por estas razones, estos dos tertulianos no creen que esta clasificación sea conveniente. Pedro en cambio tiene otra opinión. Cree que desde los medios de «izquierdas» se han mostrado en los últimos años más beligerantes contra Gustavo Bueno. Pedro cuenta su caso personal cuando era tertuliano de «La Tuerka» y la intransigencia de sus adversarios. También destaca que los medios de la socialdemocracia como «El País» se han hecho eco del fallecimiento de Gustavo Bueno tras muchos años sin hablar de él.

A continuación preguntamos por el futuro del Materialismo Filosófico sin el maestro. Nuestros tertulianos hacen hincapié en que el éxito de un sistema filosófico depende de variables incontrolables, una de las más importantes es la Política. Por ejemplo, el marxismo no hubiera tenido la misma repercusión sin la existencia de la URSS. Lino destaca que hay partes del Materialismo Filosófico que hay que desarrollar con los mimbres que dejó Bueno. La Filosofía no es perenne y está en continuo desarrollo según los cambios en el mundo. Es imposible saber qué quedará del Materialismo Filosófico en el futuro.

Finalmente, le preguntamos a nuestros tertulianos sobre los planes más inmediatos para divulgar la obra de Gustavo Bueno. Lino, Iván y Pedro comentan desde la edición de nuevos libros («El mito de Cortés» de Iván Vélez) hasta participaciones en programas de radio de ámbito nacional (Pedro Insua en «La radio de Julia» de Onda Cero), pasando por proyectos como la nueva facultad de Filosofía de León (México) con Raúl Ángulo, José Manuel Rodríguez Pardo e Iñigo Ongay.

La obra de Bueno está más viva que nunca.




Puede descargar este episodio desde Google Drive


* Grabado el 23 de agosto de 2016.

domingo, 1 de noviembre de 2015

Radio Materialista - Episodio 38 (Especial sobre la tauromaquia).

En este episodio de Radio Materialista abandonamos la tertulia y volvemos al formato de la entrevista. Nuestro filósofo entrevistado es Íñigo Ongay de Felipe.

El filósofo Jesús Mosterín afirma que la gente antes se aburría porque no había posibilidades de entretenimiento y entonces se divertía viendo torturas de animales. En nuestras modernas sociedades ya no existe esa "limitación" y -para Jesús Mosterín- no habría motivos para acudir a las corridas de toros. Íñigo destaca que Mosterín sólo se ubica en la categoría psicologista. Su explicación es lisológica -si regresamos a esa explicación (regressus) luego no podemos progresar (progressus) para reconstruir la propia morfología del toreo- y como tal es insuficiente para saber en qué consiste el fenómeno. Íñigo también critica la idea de "progreso global" que maneja Mosterín para justificar que tenemos dos siglos de retraso sobre otras naciones que prohibieron la tauromaquia.

Otro tópico de los antitaurinos consiste en afirmar que la tauromaquia no es propia de sociedades civilizadas. Íñigo tritura también estos argumentos que piden la petición de principio.

Jesús Mosterín se ubica en la categoría biológica cuando afirma que el toro bravo no es otra especie. Íñigo vuelve a insistir en el reduccionismo que continuamente lleva a cabo el filósofo animalista y que nos hace pensar que sus premisas no son lo suficientemente potentes para explicar este asunto. Y es que la categoría biológica no agota el mundo del toro bravo como 'Bos taurus', el mamífero artiodáctilo de la familia de los bóvidos. Mosterín ignora lo que en el MF se conoce como "desconexión de los géneros". "Sus premisas no pueden hacerse cargo de la desconexión de los géneros", destaca Íñigo. Mosterín debería saber que el toro bravo estaría en otra categoría: la categoría tecnológica ganadera. Él ve una continuidad en las diferentes categorías (el mundo como un continuum). Esto le hace caer en el monismo y el fundamentalismo científico.

Íñigo también niega que el toreo sea una tortura: "Definir así la tauromaquia supone una reducción en la línea del 'regressus' que el problema que tiene es que luego en la línea del progressus no puede reconstruir la morfología, porque si fuese por torturar a los toros, por una suerte de afán de satisfacción de un impulso sádico, entonces la morfología precisa de la ceremonia quedaría sin explicar porque al toro se le mataría de otras maneras". Esa explicación psicologista del toreo como tortura es para Íñigo absurda y no sirve para explicar nada.  

Íñigo también analiza las posiciones enantiomorfas de taurinos y antitaurinos cuando dicen respectivamente: "El toreo no es tortura porque es cultura" y "el toreo no es cultura porque es tortura". Nuestro filósofo demuestra que ambos caen en el llamado 'Mito de la Cultura'.

Le preguntamos también a Íñigo por la necesidad de usar un espacio antropológico tridimensional. Cartesianos y animalistas usan un espacio antropológico bidimensional, plano. Con dos ejes los animalistas no pueden explicar que nuestra animalidad se reconfigura a otra escala que tiene que ver con las múltiples instituciones que hemos construido. Íñigo demuestra con mucha solvencia la necesidad de los ejes circular y angular.

Finalmente, Íñigo también comenta el carácter político que acompaña a muchas de las reivindicaciones antitaurinas en lugares como Cataluña por considerar el toreo una "seña de identidad" (por usar la expresión metafísica tan de moda) propia de España. En ese sentido la prohibición del toreo en Cataluña es una actividad tan política como la retirada de banderas españolas de edificios públicos o la inmersión lingüística.

Descargue el programa desde aquí

*Grabado el 1 de noviembre de 2015

viernes, 30 de octubre de 2015

Radio Materialista - Episodio 37 (Especial sobre el Día de la Hispanidad 2015)

Nuevo episodio de Radio Materialista sobre el Día de la Hispanidad 2015.

Participan nuestros filósofos del Materialismo Filosófico Iván Vélez y Pedro Insua.

El programa comienza con una pregunta muy directa: ¿Hubo genocidio en la conquista de América? Nuestros filósofos niegan categóricamente que existiera un plan preconcebido por la Corona para exterminar a los indígenas.

El segundo asunto que planteamos es si todos los imperios que arribaron a América eran depredadores. Iván y Pedro niegan también esta afirmación, muy extendida ahora, y emplean la distinción desarrollada por Gustavo Bueno en el libro 'España frente a Europa' entre 'imperio generador' e 'imperio depredador'. Mientras el Imperio británico era de tipo depredador, en cambio el Imperio español era generador, teniendo en cuenta que en toda conquista siempre hay también un elemento depredador, pero no es la característica predominante en el imperio generador.

Después nuestros tertulianos analizan las palabras de Íñigo Errejón (Podemos) que justifica la ausencia de su partido político en los actos conmemorativos del Día de España. Iván y Pedro inciden en la equivocada idea de patria que maneja Errejón. "La patria no es la renta básica y los desahucios", afirman nuestros tertulianos. Errejón hace abstracción de la capa basal y de esa manera no puede entender la patria.

Errejón también propone a título personal un cambio de fecha para conmemorar el Día de España: el 19 de marzo, que coincide con la conmemoración de la Constitución de 1812. Iván y Pedro ponen de relieve las contradicciones de la ideología del líder podemista cuando apuesta por una Constitución que empezaba con la frase: "En el nombre de Dios Todopoderoso, Padre, Hijo y Espíritu Santo, autor y supremo legislador de la sociedad".

El siguiente asunto que nuestros tertulianos analizan es la celebración en Venezuela del llamado 'Día de la Resistencia Indígena', que coincide con el 'Día de la Hispanidad'. Las palabras de Nicolás Maduro en la citada celebración están atiborradas de contradicciones, como cuando apela a los pueblos indígenas para buscar la identidad de Venezuela. Pero es imposible que la identidad de Venezuela esté en los pueblos de la América precolombina. Para empezar, la conformación del Estado de Venezuela, la delimitación de sus fronteras, no se entiende sin la división política realizada por el Imperio español. Tampoco se entiende Venezuela sin el idioma español o la religión católica importada del Imperio español.

Finalmente, Iván y Pedro hablan sobre el futuro de la Hispanidad y la lengua española.

Descargue el programa desde aquí

*Grabado el 29 de octubre de 2015

viernes, 25 de septiembre de 2015

Radio Materialista - Episodio 36 (Elecciones en Cataluña, 27-S).

Nuevo episodio de Radio Materialista donde nuestros filósofos del Materialismo Filosófico analizan la campaña electoral de las elecciones autonómicas catalanas. Unas elecciones que las fuerzas políticas secesionistas tratan de convertir en un plebiscito sobre la independencia de Cataluña. Nos acompañan Iván Vélez, José Cabo y Pedro Insua.

Nuestros tertulianos comienzan señalando el error del Gobierno al acceder a un debate sobre la independencia en plena campaña de unas elecciones autonómicas. Esta reacción gubernamental, aunque García-Margallo indicara en el debate con Junqueras que no estaba en calidad de ministro sino de militante del PP, legitima en cierto modo el ilegal carácter plebiscitario de las elecciones.

Los tertulianos, al hilo de las palabras pronunciadas por Mariano Rajoy en la entrevista con Carlos Alsina, también destacan los escasos reflejos de un presidente que queda en evidencia en una entrevista y no sabe por dónde salir. También destacan los problemas que se derivarían de una hipotética Cataluña soberana.

Después nuestros filósofos analizan unas palabras de Joan Tardá (ERC) donde ubica el problema en la soberanía. Tiene razón Tardá: es un problema de soberanía, pero cabalmente por eso no es resolvible por la vía plebiscitaria. Y es que la única soberanía actual es la española y Cataluña, en tanto parte de España, no tiene soberanía para decidir al margen del resto de España. Si Cataluña tuviera "derecho a decidir" su soberanía, no le haría falta decidir su soberanía porque ya sería soberana. Los que defienden el "derecho a decidir" para Cataluña caen en lo que en Filosofía se conoce como la falacia de la petición de principio. Nuestros tertulianos muestran su impotencia y pesimismo ante la incapacidad de algunos españoles para entender esto "aunque se lo expliques mil veces", destacan. "Hacen falta muchos años de educación", dice Pedro Insua, un tiempo que quizá ya no se tiene porque el problema secesionista está muy avanzado.

Los tertulianos también analizan unas polémicas declaraciones de Fernando Trueba donde, entre la ironía y la crítica, se considera contrario a las Naciones. Nuestros tertulianos destacan sus contradicciones.

Más tarde Pedro y Cabo analizan unas declaraciones de Willy Toledo donde por una parte se considera "internacionalista" (le da igual que España se divida "en una o cincuenta y una partes") y por otro lado apoya el nacionalismo catalán de la CUP. Es otra de las continuas contradicciones que se vienen observando en los análisis de esta situación desde la filosofía mundana.

Nuestros tertulianos destacan que en la Constitución queda un "arma" contra esta situación: la aplicación del artículo 155 de la Constitución que acabaría en la abolición temporal de la autonomía de Cataluña, que pasaría a ser gobernada por el Estado. Cabo y Pedro no entienden por qué no se usa este artículo que es constitucional y su aplicación no supondría en ningún caso una degradación de la "democracia" española.

Finalmente, nuestros filósofos analizan la solución que propone el PSOE para acabar con el problema independentista: el federalismo.

Gracias una semana más a nuestros filósofos.

Descargue el programa desde aquí.

*Grabado el 25 de septiembre de 2015.

martes, 28 de julio de 2015

Radio Materialista – Episodio 35 (Monográfico sobre China con Íker Izquierdo y Javier Pérez Jara)

Para este episodio de Radio Materialista -el primero grabado desde Asia- hemos contado con la inestimable ayuda de Íker Izquierdo que vive en Taipéi y trabaja en Radio Taiwán Internacional. En esa ciudad se ha encontrado con el filósofo materialista de la escuela del Materialismo Filosófico, Javier Pérez Jara, y para ïker ha sido una ocasión perfecta para realizarle una entrevista. Durante poco más de una hora han hablado -como destaca Íker- “de lo divino y de lo humano”, poniendo un especial énfasis en la historia del pensamiento chino.

Javier Pérez Jara empieza hablando del confucianismo y la filosofía china. ¿Qué diferencias hay con las filosofías occidentales? ¿Se puede hablar de una filosofía oriental? Javier -con su habitual erudición y precisión- repasa los orígenes de Confucio y su influencia sobre China durante más de 2.000 años, ubicando a Confucio en un contexto histórico y de pensamiento muy concreto. Aunque en algunos momentos históricos -en los tiempos más recientes tal vez- parece que China se había desmarcado del confucianismo, siempre de alguna manera vuelve. “Toda revolución es conservadora”, destaca Javier, que entiende que no se puede hacer una revolución sin conservar cosas como las infraestructuras, la lengua o la tradición filosófica del país. Por eso Confucio ha sobrevivido a la revolución maoísta.

En este repaso también llegamos al maoísmo, que es considerado desde las coordenadas del MF la sexta generación de izquierdas. Javier expone sus diferencias fundamentales con el comunismo soviético (quinta generación de izquierdas) y destaca la labor de Mao en la unificación del imperio chino. Se destacan los aciertos en el período de Mao en China y sus errores de gestión que, a su vez, han sido amplificados desde coordenadas liberales.

Javier también repasa la idea de totalitarismo o Estado totalitario. Una idea que surge con Benito Mussolinni y ahora se aplica a todo régimen que no sea una democracia homologada. Pero el Estado nunca puede agotar la realidad, aunque los ortogramas apunten hacia esa idea, como el ingeniero trata de construir un móvil perpetuo y nunca lo consigue. La idea de totalitarismo parte de  esquemas puramente teológicos.

En el programa también se abordan otros asuntos como las religiones: cómo los mitos formales a veces se acaban transformando en dogmas, negando la hipótesis de la evolución lineal que apunta a que las religiones siempre sigan el camino de una mayor racionalización. También se habla del budismo y el taoísmo (¿religión o filosofía?) o de sectas como Falun Gong que no tienden hacia una mayor racionalización con el paso del tiempo.

Agradecemos a Iker Izquierdo y Javier Pérez Jara la realización de esta entrevista para Radio Materialista.

Descargue el programa desde aquí.

*Grabado el 28 de julio de 2015.

lunes, 27 de julio de 2015

Radio Materialista – Episodio 34 (Especial sobre el rescate de Grecia y el 27-S en Cataluña)

Nuevo episodio de Radio Materialista con nuestros filósofos Pedro Insua, Iván Vélez y José Cabo.

El primer asunto que tratamos es el tercer rescate griego. Nuestros tertulianos han analizado las interpretaciones que nuestros políticos han hecho del giro copernicano de Alexis Tsipras al aceptar las medidas de austeridad de la troika que antes rechazaba. Una de las lecturas políticas más comentadas es la que realiza Pablo Iglesias: antes de conocer la reacción de Tsipras se ubica en unas coordenadas propias del “pensamiento Alicia” y después, al conocer la posición del ejecutivo griego, apela a la “real politik” para lamentarse de que la “razón” no va con el poder. Nuestros tertulianos advierten de la impostura. También discuten si la medida de Tsipras finalmente ha sido prudente desde el punto de vista de la eutaxia. ¿Había otras alternativas políticamente viables?

El segundo tema que nuestros tertulianos abordan es el llamado 27-S en Cataluña. Unas elecciones autonómicas que los secesionistas quieren transformar en un plebiscito sobre la independencia de Cataluña. El asunto es muy grave, como advierten nuestros tertulianos, y por esta razón le dedicamos la mayor parte del programa. Tras escuchar las valoraciones de nuestros políticos sobre la amenaza secesionista, nuestros tertulianos llegan a la conclusión de que una de las ideologías más nefastas para la defensa de la nación española es el fundamentalismo democrático que desenfoca una y otra vez el asunto y debilita la posición del ejecutivo. Muy desafortunada es la defensa que realiza Andrés Herzog (UpyD). Otra defensa muy criticada por nuestros tertulianos es la que presenta Pedro Sánchez (PSOE) sobre la base del federalismo; un federalismo que ha de partir de la separación real de las partes, que es cabalmente lo que se pretende evitar. La posición de Mariano Rajoy fluctúa entre la peligrosa indolencia y la prudencia. Otra de las ideas que impregna los debates políticos e incluso los ambientes académicos tiene que ver con la errónea identificación de la soberanía española con el fascismo. Los mismos que apelaban a la soberanía de Grecia en su enfrentamiento con Alemania, niegan aquí la soberanía española o la deforman en una interpretación clasista (dialéctica de clases) que no guarda relación con la capa basal donde se establece la verdadera soberanía política.

Finalmente, nuestros tertulianos aportan las claves para defendernos de la amenaza independentista. ¿Qué puede hacer nuestro Gobierno? La tarea pedagógica que ha iniciado el independentismo catalán desde hace 4 décadas, amparado sin duda en unas leyes constitucionales muy imprudentes que han catalizado peligrosamente esta situación, ha de ser revertida. Las bases teóricas -tanto históricas, filosóficas y políticas- del independentismo catalán son erróneas y los ciudadanos tienen que conocer los argumentos. Esta tarea no es sencilla y ha de ser implementada desde las escuelas hasta los medios de comunicación. Todos tenemos esta responsabilidad porque España no sólo es nuestra nación: también es la nación por la que lucharon nuestros antepasados y la de nuestros hijos.

Agradecemos una semana más a nuestros tertulianos su desinteresada participación.

Descargue el programa desde aquí.

*Grabado el 27 de julio de 2015.